Garachico, Los Silos y Buenavista del Norte llevan a cabo acciones de participación ciudadana para aprobar un Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible Conjunto

Garachico, Los Silos y Buenavista están llevando a cabo diferentes acciones de participación ciudadana con el fin de recoger las aportaciones de los habitantes de estos tres municipios al Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) Conjunto que se está redactando en la actualidad.

Estos tres municipios de la Isla Baja muestran de forma inequívoca su compromiso con la acción local para el clima y la energía a través de actividades presenciales y online que versarán sobre propuestas para adaptación al cambio climático, consumo energético, transporte y movilidad o reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El Plan, financiado por el Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del  Cabildo de Tenerife, se ha elaborado en el marco del Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía, una iniciativa a escala mundial promovida por la Unión Europea cuya finalidad es desarrollar acciones encaminadas a la atenuación de las emisiones a la atmósfera y los efectos del cambio climático, y en la que el Cabildo de Tenerife actúa como Coordinador Territorial en Tenerife.

El Plan de Acción, que ha sido ya debatido internamente entre el personal técnico y político de los tres Ayuntamientos, comienza ahora su proceso de participación externa, que se desarrollará a través de 13 sesiones abiertas a la ciudadanía en general y a colectivos específicos como asociaciones de ecologistas y agricultores, comerciantes y sector hotelero, colectivos y asociaciones activas en consumo energético y la plataforma Garachico Sostenible.

Con el slogan Tu eres la energía que mueve el cambio. ¡PARTICIPA!, las cuatro primeras acciones y la última de ellas se llevarán a cabo de manera online, mientras que el resto se harán de forma presencial en los cascos urbanos de Garachico, Los Silos y Buenavista, así como en Tierra del Trigo (Los Silos), Las Canteras (Buenavista-Los Silos), San Juan del Reparo (Garachico), La Caleta de Interián (Garachico) y El Palmar (Buenavista). La entidad Factoría Social es la encargada de realizar toda la programación de esta iniciativa.

El PACES es un documento en el que un firmante del Pacto de las Alcaldías expone cómo piensa lograr los compromisos asumidos de reducir las emisiones de CO2 (así como otras emisiones de gases de efecto invernadero) en su municipio en al menos un 40 % desde el año de que toma de referencia hasta 2030, en particular a través de la mejora de la eficiencia energética y un mayor uso de fuentes de energía renovables.

En esta caso, Buenavista, Garachico y Los Silos han optado por la modalidad de un PACES Conjunto que, una vez aprobado, deben ejecutar de manera coordinada al objeto de lograr entre todos esa reducción del 40% de las emisiones en la Isla Baja.

Este documento será una fuente de información y recopilación de datos sólida, coherente, transparente, ya que deberá llevarse a cabo un seguimiento de los logros. El Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible Conjunto se pone a disposición del público cumpliendo también los criterios dados por la Comisión Europea, quién invita a los municipios firmantes del Pacto de las Alcaldías a promover entre la ciudadanía múltiples acciones dirigidas a la reducción de emisiones, la democratización de la energía, así como a identificar los principales riesgos climáticos que afectan o podrían afectar a cada municipio y a las principales acciones de adaptación necesarias para responder a dichos riesgos climáticos.

El personal técnico de la Oficina de las Energías Renovables del Cabildo de Tenerife colaborará con estos municipios llevando a cabo el soporte técnico necesario para que, una vez se hayan realizado todas las aportaciones, incluir aquellas que sean aprobadas por los respectivos ayuntamientos, finalizando así la redacción del documento. A partir de aquí el Grupo de Isla Baja deberá comenzar ejecutar las acciones del Plan para lo que los municipios tendrá un plazo de 10 años, pues en 2030 deben haberse cumplido los objetivos señalados de reducción de emisiones y adaptación al cambio climático.